+25
°
C
Alta:+26
Baja:+9
Lun
Mar
Mié
Juv
Vie

Semana del 16 al 22 de enero

El cese de las precipitaciones sobre el litoral norte, ayuda a retroceder la zona con excesos, inundadas o con suelos saturados.

Debido a que las lluvias de buen nivel han sido muy sectorizadas, podría mantenerse la situación con reservas dispares a lo largo de lo que resta de enero; por ejemplo, sectores de Córdoba que han logrado sostener una recuperación de reservas que se dificultó en diciembre.

Este martes, frente al proceso de avance de la onda frontal, los modelos de pronósticos definen una zona con mayor probabilidad de milimetrajes altos (superiores a 30 milímetros) del sur de Santa Fe y gran parte de la provincia de Entre Ríos. También se verían favorecidos algunos sectores del norte bonaerense, aunque no así del centro para el sur de la provincia.

El miércoles, hay recurrencia de precipitaciones en áreas de la Mesopotamia y no se descartan eventos menores que tomen parte de la provincia de Santa Fe y norte de Buenos Aires; aunque no se presentarán cambios significativos en la suma pluvial. Un fuerte gradiente que se dará entre un centro de baja presión sobre la región cuyana y un anticiclón frente a la costa este de Buenos Aires, intensificará los vientos del sector este sobre el centro del país. Sumado a otro centro de baja presión sobre el sur de Brasil, tomando entrada de aire del este en la franja central y dando componente sur sobre el centro norte de la Mesopotamia y el NEA.

Para e jueves, con lluvias residuales en la franja este del país, la baja presión de la región cuyana se mueve al sudoeste de Buenos Aires y el anticiclón del atlántico se interna en el océano, manteniendo capacidad de soplar vientos del norte sobre la franja este de la provincia. En el área central del país, los vientos se vuelven leves, del este y noreste; y en el norte del país, prevalecen vientos del oeste noroeste, pudiendo incorporar humedad atmosférica de origen amazónico.

Ya en el viernes, una rotación de vientos del sector sur, resuelve la onda frontal. Un descenso térmico modera el crecimiento de las máximas, mas notoriamente en la costa bonaerense, debido a una circulación de aire promovida por un anticiclón sobre el norte de la Patagonia. La entrada de humedad amazónica del día anterior podría convertirse en desarrollos nubosos con potencial pluvial en el NOA, NEA y norte de la Mesopotamia.

En el comienzo del fin de semana quedan algunas lluvias residuales en el norte del país. Los corredores de mayor inestabilidad se mantienen en una franja que desciende desde el NOA al noreste de la Patagonia y sudoeste de Buenos Aires, con eventos menores, algunos de consideración. Gran parte del resto del país se mantiene con lluvias modestas o nulas: para aquellas zonas golpeadas por la superabundancia de la primera quincena de este mes, es lo necesario, para otros sectores, puede significar una retracción en las reservas. Si bien no se perfila un escenario de sequía en esta segunda quincena de enero, el patrón parece ajustarse a una oferta de agua más modesta.

Fuente: Agrofy News